Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8 enero 2010

Puede representar grandes ahorros el consumo sustentable las oficinas
Casi nadie lo lleva a cabo pero es fundamental para detener la degradación ambiental en el mundo: se trata del consumo sustentable. Se puede realizar desde el hogar incluso en el trabajo, a partir de modificar ciertos hábitos y parte de las instalaciones.
Once Noticias, medio ambiente / 06 Enero, 2010

Casi nadie lo lleva a cabo pero es fundamental para detener la degradación ambiental en el mundo: se trata del consumo sustentable. Se puede realizar desde el hogar incluso en el trabajo, a partir de modificar ciertos hábitos y parte de las instalaciones.

“Tantas ofertas de productos que tenemos, uno cae en querer cosas que de verdad uno necesita, y también uno cae en excesos, cuando caemos en excesos es cuando estamos agotando el planeta”, comentó José Antonio Ordóñez Díaz, del Programa de Cambio Climático de Pronatura,

Esta organización, donde se promueve el consumo verde, ha hecho algunas adecuaciones que han redundado en beneficios concretos.

Un ejemplo es el papel, el cual se busca que sea reciclado ya que para producir una tonelada, se requiere talar 5 hectáreas de bosque; cada año, el planeta se podría cubrir 800 veces con las hojas empleadas únicamente en impresiones.
Este 2010, se estima que en promedio cada persona ocupará 58 kilos de papel.

“Este tipo de papel no está blanqueado, entonces es todavía más amigable con el medio ambiente, porque el proceso de blanqueamiento de las servilletas y el papel higiénico es muy dañino para los mantos acuíferos”, dijo Sergio Roldán, director de Mercadotecnia de Pronatura.

Para ser sustentable, también se requiere moderar el consumo de agua. Tan sólo reparar las fugas en las tomas puede reducir hasta 30%.

Y como una quinta parte del calentamiento global se deriva de la generación de electricidad, otra medida recomendada es sustituir los focos tradicionales por ahorradores y desconectar los dispositivos cuando no se ocupan.

“En un principio invertimos el 40% de la factura de la luz, pero esa inversión la recuperamos en el primer año, fue increíble los ahorros que generó, y los demás años es ganancia, 40% de ahorro sobre la factura real”, afirmó José Ordóñez Díaz.

Los expertos destacan que el consumo sustentable asimismo implica disminuir la movilización motorizada y favorecer el uso del transporte público. Se estima que el parque vehicular mundial aumentará en 32% para el 2020.

Anuncios

Read Full Post »

En la carrera por la eficiencia energética muchas empresas están inyectando recursos importantes, tal es el caso de los laboratorios Baxter, que desde 2005 trata de ejecutar en México la ambiciosa meta global de reducir 30 por ciento su consumo de energía para 2015.
Excélsior, dinero / 06 Enero, 2010

En la carrera por la eficiencia energética muchas empresas están inyectando recursos importantes, tal es el caso de los laboratorios Baxter, que desde 2005 trata de ejecutar en México la ambiciosa meta global de reducir 30 por ciento su consumo de energía para 2015.

Para lograrlo, la empresa farmacéutica ha invertido en ese periodo alrededor de 700 mil dólares para materializar proyectos que le permitan ahorrar en el consumo de energía en cada una de sus plantas en el país.

Al respecto, Miguel Ortega, gerente de seguridad, salud e higiene de Baxter México, informó que esta empresa ha canalizado los recursos en proyectos que le permitan reducir los desperdicios de energía eléctrica, principalmente, en las áreas que agregan menos valor a la cadena productiva.

Por ejemplo, informó que en la planta que Baxter tiene en Cuernavaca, Morelos, colocaron una estructura de paneles solares que le permiten generar alrededor de 13 kilowatts diarios y que están interconectados a la red de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mediante un esquema de cogeneración.

De igual forma, este sistema es complementado con un calentador solar de agua que le permite suministrar sanitarios y comedores a través de tubos de vidrio que elevan la temperatura del líquido a más de 80 grados.

Adicionalmente, la empresa ha invertido en la sustitución de lámparas tradicionales por otras ahorradoras que le ayudan a reducir hasta 27 kilowatts hora el consumo de electricidad, ya que utilizan tubos de cristal que reflejan la luz del sol.

De igual forma, la empresa se ha dado a la tarea de instalar una película especial en las ventanas de las zonas que más resienten la luz del sol y por ende, requieren más del aire acondicionado.

“Con estas medidas se ha conseguido la reducción de alrededor de tres por ciento en el consumo de energía cada año desde 2005, al 2009 hemos logrado en total menos 14 por ciento”, señaló.

Read Full Post »

Nuevo año, nuevos propósitos, nueva década y nueva visión de negocios. Ser verde jamás había tenido tanta importancia como ahora. Los proyectos ecológicos y ambientales sirven para las grandes empresas como un gancho para sustentar su desarrollo, pero en particular, se está convirtiendo en un factor fundamental para obtener financiamiento.
Excélsior, dinero / 05 Enero, 2010 

Nuevo año, nuevos propósitos, nueva década y nueva visión de negocios. Ser verde jamás había tenido tanta importancia como ahora. Los proyectos ecológicos y ambientales sirven para las grandes empresas como un gancho para sustentar su desarrollo, pero en particular, se está convirtiendo en un factor fundamental para obtener financiamiento.

Las firmas ubicadas en Europa, Asia y Estados Unidos han sido las grandes impulsoras de esta tendencia, aunque en México se está permeando esta práctica.

Ante los problemas de cambio climático, altas emisiones de carbono, escasez de agua, entre otros, las entidades de financiamiento han etiquetado casi como “requisito” para obtener un crédito, ser verde.

De acuerdo con un estudio de la Corporación Financiera Internacional (CFI), las grandes empresas deben cumplir con un “plan ecológico” para ser sujetos de crédito.

El documento precisa que esta exigencia empuja al sector empresarial a transitar hacia una producción más “sustentable”.

Algunos bancos como Cooperative Bank (Reino Unido), Triodos Bank (Holanda) y GLS Gemeinschaftsbank AG (Alemania), fueron los primeros en aplicar esta visión a escala global. Y aunque en México aún no se cuenta con mecanismos similares totalmente implementados, sí hay señales de que se camina hacia esta ruta.

Fuentes de la Asociación de Bancos de México (ABM) aseguran que sólo HSBC y Royal Bank of Scotland, tiene este tipo de proyectos.

De acuerdo con Roy Caple, vocero de HSBC México, las solicitudes de crédito superiores a diez millones de dólares tienen que estar acompañadas por un programa de sustentabilidad para que se puedan aprobar.

“Tiene cuatro años que empezamos con este plan en México y nos ha dado resultado, ya que algunas empresas interesadas en conseguir financiamiento no cumplen con normas ambientales, y como consecuencia, finalmente diseñan un programa de este tipo para ser sujetos de crédito”, comenta.

Este banco pone especial atención en las empresas del ramo químico y farmacéutico.

Ella Vázquez, investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM, opina que este tipo de programas funciona en otros países con eficacia porque “no respetar el ambiente es violar una ley”.

En México, en contraste, eso no existe. Los esfuerzos en este tema son aislados y reducidos.

“Es casi una obra de caridad que una empresa diseñe un proyecto ambiental.”

El banco español BBVA condicionó desde 2008 su línea de crédito con una premisa muy sencilla: si una empresa contamina no hay dinero.

Su plan de Ecoeficiencia establece que negará créditos a las empresas que contaminen por encima de la media.

Toda inversión superior a diez millones de dólares pasa por este filtro.

Si los riesgos ambientales son medios o altos, la entidad que pida los recursos tendrá que minimizar sus emisiones, de lo contrario, BBVA les podrá negar la inyección de capital.

El plan tiene recursos de 19 millones de euros, y de acuerdo al mismo, “no importa perder clientes”.

Ecoeficiencia no sólo tiene planes de buena voluntad, ya que se ha puesto metas, y una de ellas es la reducción de 20 por ciento de las emisiones de CO2 para 2012.

Esta medida no es superficial, ya que en naciones como China se elaboró una “lista negra” de 30 empresas que se les ha negado algún préstamo bancario de 2007 a la fecha.

La política denominada “créditos verdes” no permitirá que ningún banco conceda dinero a aquellas empresas que no superen las pruebas ambientales o no apliquen las regulaciones de protección.

La ecología dejó de ser de buenas voluntades para las empresas, ni siquiera es ya parte de un programa de responsabilidad social, ahora es casi una obligación.

Los gobiernos no se quedan atrás, la Unión Europea condicionó los créditos de bajo interés a todas aquellas empresas automotrices que tengan planes ecológicos.

Read Full Post »

Un modelo de menor generación de carbono creará más empleos, afirma director de la OIT. Deben evitarse barreras comerciales asociadas a regulaciones por cambio climático: Presburger
La Jornada, economía / 18 Diciembre, 2009

El sector industrial mexicano advirtió que la imposición de gravámenes a las emisiones de gases de efecto invernadero y al consumo de combustibles impactaría, de manera negativa, en la competitividad del país, reduciendo la capacidad de la industria en la generación de riqueza, divisas y empleos.

Este jueves la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló que sólo existen dos formas de resolver la crisis del medio ambiente: subir el precio de lo que emite CO2, a través de un gravamen o bolsa de derecho a contaminar, o desarrollar nuevas tecnologías que emitan menos carbono. 

De acuerdo con un cable de la agencia de noticias Afp, el director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT, Raymond Torres, abundó sin embargo que el giro de la economía hacia un modelo de baja emisión de carbono creará empleos y ayudará a salir de la crisis, aunque sólo si integra el progreso social y la reconversión de los asalariados. 

Durante una entrevista en París, poco antes de partir a Copenhague para participar en la 15 Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, el funcionario recalcó, no obstante, que el problema es que si hay algo que las empresas detestan y que fragiliza el mercado de trabajo son “los cambios tecnológicos o los cambios de precios muy abruptos o radicales, difíciles de administrar ”

Por su parte, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) consideró que la negociación que realice México en materia de cambio climático deberá promover el crecimiento económico para modernizar la infraestructura de generación y consumo de energía, la planta productiva, el transporte y las edificaciones. 

Explicó que de esta manera se elevará el nivel de vida de la población, lo que implica aumentar el consumo de energía per cápita y las emisiones de gases de efecto invernadero. 

En ese sentido subrayó que todo incremento en el costo de los energéticos, así como una mayor carga tributaria afectaría la competitividad del sector industrial, reduciendo su capacidad generadora de riqueza y divisas y, en consecuencia, de empleos. 

A través de un comunicado, el organismo que preside Salomón Presburger dijo que el sector industrial etás consciente de los retos que la humanidad enfrenta por el impacto del cambio climático y señaló que asume su responsabilidad social al respecto. 

También expresó su intención de participar activamente, de manera coordinada con el gobierno y los demás sectores de la sociedad, en el diseño de políticas públicas, así como en los programas y acciones relacionados con la actividad industrial. 

No obstante, precisó que México debe garantizar que la política de cambio climático contribuya a elevar la competitividad del país, generando empleos y abatiendo los niveles de pobreza de su población. 

Agregó que a fin de estar en posibilidad de conciliar el desarrollo económico con la reducción de emisiones, México debe transitar hacia una economía de bajo carbono, por lo que los industriales consideran que en las negociaciones internacionales, regionales y bilaterales, es necesario asegurar que el país tenga acceso a los recursos financieros que aportarán los países desarrollados a las naciones en vías de desarrollo. 

“Estos recursos se utilizarán para financiar proyectos públicos y privados, encaminados también a la adaptación a los efectos del cambio climático ”, señaló. 

Finalmente sostuvo que para mantener e incrementar las exportaciones de productos y servicios, es necesario evitar que se impongan barreras comerciales, asociadas a las regulaciones de cambio climático que se negocian en Copenhague. 

“Otras políticas internacionales que podrían impactar, de manera negativa, en la competitividad del país, sería la imposición de impuestos a emisiones de gases de efecto invernadero y al consumo de combustibles; aumentos en las tarifas y precios de combustibles y electricidad, e incrementos en las tarifas de otros servicios públicos como el transporte ”, puntualizó. 

Read Full Post »