Feeds:
Entradas
Comentarios

Dan mega inversión a etanol

La producción se hará con algas en una central de CFE. Invertirán dls. 850 millones; el monto más alto conocido en este ramo. Abre CFE ventana a nucleoeléctricas
Reforma, negocios / 11 Diciembre, 2009 

La empresa BioFields, cuyos dueños son socios del Grupo Gondi -segundo productor de cartón reciclado en México- iniciará en enero de 2010, en el estado de Sonora, un megaproyecto de etanol a base de algas que serán cultivadas con emisiones de bióxido de carbono de una central termoeléctrica de la CFE.

La meta es producir en 2020 casi la tercera parte de los 3 mil millones de galones de etanol que fabrica Brasil al año, y para todo el megaproyecto la inversión estimada en varios años es de 850 millones de dólares, dijo Sergio Ramírez Robles, director de Asuntos Corporativos de BioFields.

Dicho monto representa la inversión más alta, hasta ahora conocida, en biocombustibles, y todo el proyecto está planeado a realizarse en una superficie de 22 mil hectáreas que adquirió en el ejido de Puerto Libertad.

En diciembre de 2008, el Gobernador de Sonora, Eduardo Bours, adelantó parte del proyecto, y en enero de 2009 la empresa informó que continuaría con su plan a pesar de la crisis.

El tipo de alga que usarán es similar al moho de las piedras de río o de mar.

Ramírez Robles refirió que para 2014 está previsto que la empresa produzca, de manera industrial, 250 millones de galones de etanol, como parte de una primera etapa del proyecto.

Adelantó que dentro de los planes de la empresa está el de participar en las licitaciones de etanol que hará Pemex para Monterrey y la Ciudad de México, pero destacó que en especial la mira está puesta en Estados Unidos, incluso en Japón.

Sobre los recursos, detalló que 100 millones de dólares provendrán de capital de los socios de la empresa; 300 millones de una emisión privada de bonos que harán a finales de 2010 o en 2011, y 450 millones de dólares de una emisión de acciones en Bolsa, también en 2011.

El directivo detalló que el proyecto lo realizarán en las hectáreas que compraron y previamente fueron desincorporadas del régimen ejidal durante un proceso que les llevó 2 años.

Refirió que en enero de 2010 iniciarán con la construcción de una planta de pruebas, en una superficie de dos hectáreas, dentro de la central termoeléctrica que la CFE tiene en esa zona, para lo cual ya recibieron la autorización de la paraestatal. La inversión allí será de 50 millones de pesos.

Abundó que luego, en el primer trimestre de 2011 arrancarán la construcción de los mini invernaderos en unas 3 mil 200 hectáreas -de las 22 mil que compraron- y en ellas utilizarán la tecnología estadounidense.

De qué estamos hablando
 
Estas son algunas de las características que la firma BioFields tiene, así como la estrategia de producción.

· Tecnología: Etanol a partir de algas.

· Dueño de la tecnología: Algenol, empresa estadounidense.

· 2006: Pactan socios de Grupo Gondi con Algenol, licencia para uso. de tecnología.

· 2007: Nace BioFields.

· Grupo Gondi: Es el segundo productor de cartón reciclado en México.

· Proyecto: Etanol a partir de algas verdeazuladas.

· Proceso básico: Uso de fotobioreactores (mini invernaderos).

· Dimensiones: Cada uno mide: 15 metros de largo, 50 centímetros de alto, y 1.45 metros de diámetro.

· Superficie: 22 mil hectáreas; iniciará en 2011 con 3,200 hectáreas.

Ventajas tecnológicas
 
· No requiere de tierras cultivables.

· Captura y recicla grandes cantidades de CO2.

· No utiliza agroquímicos ni pesticidas.

· Recicla toda el agua utilizada en el proceso.

· Costos no dependen de insumos agrícolas.

· No depende de ciclos de cosecha.

· Costos de producción muy bajos.

· Menor extensión de terreno al usado en maíz y caña.

Fuente: BioFields.

Abre CFE ventana a nucleoeléctricas

Alma Hernández

México requiere al menos dos plantas nucleares y subirse al auge que este rubro está viviendo en el mundo, como una de las medidas para reducir la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), según Rafael Fernández de la Garza, gerente de Centrales Nucleoeléctricas de la Comisión Federal de electricidad (CFE).

Planteó que se requerirían, al menos, dos nuevas plantas nucleares de entre mil 300 y mil 600 MW de capacidad cada una, luego de presentar su libro “La Nucleoelectricidad. Una Oportunidad para México”, con el cual busca crear una base de discusión para el País.

Cada nueva planta, abundó, requeriría una inversión de 4 mil 390 millones de dólares, similar a lo que costara la nueva refinería.

La ubicación de estas nuevas plantas nucleares sería en Laguna Verde, en Veracruz, según estudios ya realizados, dijo Fernández de la Garza.

“Es necesario modificar la forma de generación de electricidad en México”, dijo el gerente.

Si bien las energías renovables podrían diversificar las fuentes de generación, la energía nuclear serviría como base en el portafolio de generación eléctrica hacia futuro, plantea el estudio.

El libro incluye un comparativo de costos entre tecnologías actuales, como los Ciclos Combinados que utilizan gas natural para la generación de electricidad.

Dentro del comparativo, las plantas nucleares se encuentran en segundo lugar en cuanto a costos de generación, después de los Ciclos Combinados, tomando en cuenta los costos asociados a la reducción de GEI.

Anuncios

Industriales del plástico ven con recelo NOM para bolsas biodegradables
La Asociación Latinoamericana de Oxobiodegradables amenazó a industriales del plástico con imponer una norma que obligaría a producir bolsas con aditivos oxodegradables, lo que pondría en riesgo el futuro de más de tres mil Pymes mexicanas.
Excélsior, dinero / 10 Diciembre, 2009

La Asociación Latinoamericana de Oxobiodegradables amenazó a industriales del plástico con imponer una norma que obligaría a producir bolsas con aditivos oxodegradables, lo que pondría en riesgo el futuro de más de tres mil Pymes mexicanas.

Esta normatividad originaría la pérdida de 15 mil empleos directos y colocaría contra la pared a las empresas que producen plásticos en el país, ya que, además de aumentar los costos, tendrían que comprar nuevos aditivos y maquinaria, modificar los procesos de producción e incrementar los costos para el consumidor final.

Esta situación la conoce la Secretaría de Medio Ambiente del Distrito Federal, dependencia que buscará detener el cabildeo que ante diputados de la Asamblea Legislativa realizan las compañías que venden aditivos.

Hablamos de firmas como Wells Plastics, EPI, Willow Plastics, Willow Ridge Plastics y Symphony, cuyas ganancias, de aprobarse esta nueva NOM, podrían llegar a crecer más de cinco mil millones de dólares.

Por lo pronto el gobierno de Marcelo Ebrard se apoyará en la opinión de consultores privados, académicos de la UNAM que encabeza José Narro y representantes de la Asociación Nacional de Industrias del Plásticos, que preside Guillermo Salas.

Este año los industriales del plástico recibieron el primer golpe de los legisladores del DF, al modificar la Ley de Residuos Sólidos en la ciudad. A partir de agosto próximo los comercios sólo podrán usar bolsas de plástico biodegradable.

Pero, según casos comprobados en Europa, Japón y Estados Unidos, el aditivo que se agrega al proceso del plástico para darle el nombre de “biodegradable” y “oxobiodegradable” resulta ineficiente.

Lo anterior si no se cuenta con los rellenos sanitarios adecuados para que la bolsa se degrade a la luz del sol y a la intemperie por lo menos durante cinco años.

Lo increíble del caso es que no existen estudios científicos a nivel mundial ni en el país que demuestren que las bolsas se degradan en las condiciones de los tiraderos de la Ciudad de México, ya que para lograr este proceso se requiere que las bolsas se tiren en ambientes con composta, en cielo abierto o bajo tierra.

Los actuales legisladores tendrán que colocar a la brevedad el tema en su agenda para contribuir a la estabilidad de la industria del plástico, la cual cerrará el año con una facturación de más de 23 mil millones de dólares, cifra nada despreciable en tiempos de crisis.

Alfa, 65 mdp por bonos de carbono
Grupo Alfa recibió por parte de la ONU los primeros certificados de reducción de emisiones de contaminantes, conocidos como bonos de carbono, a través de su subsidiaria Petrotemex y su programa de integración energética que emprendió en 2005.
Excélsior, dinero / 10 Diciembre, 2009 

Grupo Alfa recibió por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) los primeros certificados de reducción de emisiones de contaminantes, conocidos como bonos de carbono, a través de su subsidiaria Petrotemex y su programa de integración energética que emprendió en 2005.

En total, el grupo recibirá lo equivalente a 65 millones de pesos por cada año que ha ejecutado el programa que le ha ayudado a reducir unas 260 mil toneladas de dióxido de carbono.

El consorcio que preside Dionisio Garza Medina registró en 2005 el proyecto a cargo de Petrotemex como un mecanismo de desarrollo limpio dentro de la convención macro sobre el desarrollo climático de la ONU, informó la empresa.

Dicho proyecto requirió una inversión de 34 millones de dólares para el diseño e implementación de un sistema que ayuda a reducir las emisiones de contaminantes.

Grupo Alfa es una empresa mexicana integrada por cuatro grupos de negocios, donde destaca Alpek, que es uno de los principales productores de PTA en el mundo.

Destaca que el contrato referencial de futuros de emisiones de carbono en la Unión Europea (UE) se acercó al máximo de siete semanas el martes, apuntalado por el optimismo sobre las conversaciones climáticas en Copenhague.

Las asignaciones de la UE para entrega en diciembre subían nueve centavos, a 14.85 euros (22.10 dólares) tras tocar un máximo de 14.93 euros en la primera hora de transacciones, su nivel más alto desde el 22 de octubre.

La energía y el desarrollo

La energía y el desarrollo
Los países africanos son los que tienen el menor consumo de energía per cápita en el mundo entero
Reforma, negocios / 09 Diciembre, 2009
En promedio son apenas 15.9 millones de BTU. Pero además, entre 1980 y 2006 apenas tuvo un crecimiento de 0.4 por ciento anual en promedio.

La persistencia de la pobreza se refleja en un pobre crecimiento del consumo energético per cápita.

En contraste, China, que ha sido la nación que durante los últimos años ha sacado de la pobreza al mayor número de personas en todo el mundo, logró un crecimiento de su consumo energético per cápita de 4.5 por ciento.

India, que es otro caso de gran éxito, logró un crecimiento de 3.8 por ciento en su consumo de energía por persona.

El fracaso del desempeño económico de México en este lapso se refleja también en el hecho de que sólo logró un ritmo de crecimiento de 0.9 por ciento anual en promedio en el consumo de energía por persona.

Vea otra diferencia. En Estados Unidos, el consumo de energía por persona es cinco veces superior al de México; en Europa es poco más del doble y en Japón es 2.6 veces más.

Es fácil entender por qué estas diferencias.

Piense en un hogar medio de una ciudad como la de México, Monterrey o Guadalajara, y luego imagine una vivienda promedio en una zona rural del País.

En el primero hay focos; hay diversos electrodomésticos, como refrigerador, televisión, computadora, etc. En una vivienda rural quizás haya dos o tres focos y, tal vez, radio y televisión.

Pero las diferencias van más allá. En las zonas urbanas la gente requiere energía para trasladarse sea en transporte público o privado. En el campo, frecuentemente los traslados son a pie o con tracción animal.

La dieta de las zonas urbanas tiene mayor proporción de proteína animal, que requiere más energía por cada caloría producida.

En fin, hoy es virtualmente imposible que haya desarrollo sin mayor uso de la energía per cápita y esto se asocia a mayores emisiones.

Un problema que los industriales mexicanos han detectado en el Programa Especial de Cambio Climático en México es que se está suponiendo la tendencia de las emisiones considerando un crecimiento de la economía de 3.5 por ciento en promedio hasta el año 2050.

Si así ocurriera, estimando un crecimiento promedio de la población de 0.9 por ciento al año, llegaríamos al 2050 con un PIB per cápita de 27 mil dólares. Esto querría decir que dentro de 40 años tendríamos un producto por persona 23 por ciento inferior al que en este momento tiene España.

Creo que se vale que aspiremos a un mejor nivel.

A veces se nos olvida que pese a personajes como Carlos Slim o empresas como Cemex, el País sigue siendo pobre en la escala internacional.

Y para dejar de serlo necesitamos un ritmo de crecimiento que vaya más allá de un 3.5 por ciento al año.

Por ejemplo, simplemente con que llegáramos a un promedio de 5 por ciento, alcanzaríamos un nivel de 48 mil dólares, 37 por ciento por arriba del nivel que hoy tiene España.

En algunas cosas se ha dicho que en México hemos sido más papistas que el Papa, por ejemplo, en el énfasis a la estabilización, por arriba de las recomendaciones de los organismos internacionales o los países avanzados.

Ojalá que en materia de medidas para contener el cambio climático no vaya a resultar que México quiera ir más allá de lo que hacen los propios países que son altamente contaminantes.

enrique.quintana@reforma.com

Energías limpias, en vez de subsidios
Este año se aplicaron subsidios a la electricidad por más de 120 mil millones de pesos, una cantidad que según expertos, alcanzaría para instalar equipo fotovoltaico que permitiera generar su energía a un millón de casas en México
Excélsior, dinero / 04 Diciembre, 2009
Atzayaelh Torres 

Este año se aplicaron subsidios a la electricidad por más de 120 mil millones de pesos, una cantidad que según expertos, alcanzaría para instalar equipo fotovoltaico que permitiera generar su energía a un millón de casas en México.

Gabriel Quadri, director de Ecosecurities y miembro de la Red por la Transición Energética, sugirió que se eliminen de tajos los subsidios energéticos en México con la finalidad de impulsar proyectos que ayuden a mejorar la eficiencia en el consumo de electricidad e hidrocarburos, principalmente.

Reconoció que esta medida traería como consecuencia un impacto inflacionario de corto plazo que se iría diluyendo con el tiempo ya que el precio de los energéticos ya no estaría sujeto a presiones presupuestales.

Una medida de este tipo, explicó el experto, llenaría un boquete fiscal de casi 300 mil millones de pesos, equivalente al 15 por ciento de gasto público que ejerció el gobierno federal en 2008.

Acompañado de otros miembros de la red, estimó que si se ahorrara el cinco por ciento de los subsidios para la energía y se invirtieran en proyectos de energías renovables durante los siguientes cinco años se podría reducir en diez por ciento el consumo de electricidad en el país.

Adicional a una eliminación de subsidios, los expertos propusieron que como parte de los compromisos que adquiera México después de la cumbre de Copenhague, que dictará las nuevas políticas ambientales en el mundo, se debe crear un impuesto a vehículos automotores por la emisión de contaminantes.

Precisaron que en México, del total de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) el 21 por ciento corresponde a vehículos, mientras que el 17 por ciento a la generación de electricidad.

Carecen de mercado energías alternativas
Hay inversiones desaprovechadas: analistas. Existen muchas barreras para llevar a cabo este tipo de proyectos
Milenio, negocios / 04 Diciembre, 2009
Nayeli González 

El sector sigue enfocado en los combustibles fósiles.

El sector sigue enfocado en los combustibles fósiles. Foto: Archivo

México carece de mercado atractivo para la generación de energías alternativas, que permita ejercer atractivos montos de inversión, y el sector sigue enfocado en los combustibles fósiles.

Expertos en temas de energía presentaron un documento donde explican la necesidad de nuestro país de tomar medidas y responsabilidades trascendentes en materia ambiental y de eficiencia energética, entre las que destacaron la eliminación de subsidios y aplicación de impuesto al carbono de las gasolinas.

Sostuvieron que este tipo de acciones tendría un impacto económico, pero que sería de “golpe y transitorio”, pues en el corto plazo podría generar competitividad.

Odon de Buen, presidente de Energía, Tecnología y Educación (Ente), aseguró que en México existe una serie de barreras para desarrollar importantes proyectos de energía renovable, pues, a pesar de la creación y publicación de leyes, éstas aún son insuficientes.

“La Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética y la de Aprovechamiento Sustentable de la Energía no proveen de instrumentos adecuados y suficientes ni dan las señales claras para que las acciones e inversiones que se requieren se lleven a cabo”, señala el documento.

Al respecto, Odon de Buen, sostuvo que en México no existe un mercado que permita ejercer importantes capitales económicos para desarrollar proyectos en materia de renovables, pues en este momento podrían no ser rentables, ya que no hay facilidades ni certidumbre.

De tal forma que sólo algunas grandes empresas nacionales han comenzado a promover planes para el autoabastecimiento de energía en sus procesos.

Impulsan el cambio climático
Organismos se comprometen a coordinar los trabajos
Excélsior, dinero / 03 Diciembre, 2009
Roberto Jiménez

El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), los Bancos de Desarrollo Africano, Asiático e Interamericano se comprometieron a coordinar esfuerzos para ayudar a alcanzar las ambiciosas metas de la cumbre de Copenhague sobre cambio climático.

Por medio de un comunicado conjunto, firmado también por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) se comprometieron a usar la experiencia y los recursos de las instituciones que coordinan para ayudar a las autoridades a asociarse en proyectos con el sector privado.

Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI, prometió que la institución ofrecerá consultorías sobre el tratamiento de los riesgos fiscales y financieros inherentes al cambio climático. “La cooperación internacional, incluyendo la de las instituciones financieras internacionales, ayudará a los países a confrontar los retos que conlleva el cambio climático”, afirmó.

Por ello, el FMI ofrecerá su apoyo y su experiencia para recomendar políticas y apoyar a los países más vulnerables ante los problemas económicos y del calentamiento global.

A su vez, Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), subrayó que los países en desarrollo han mostrado que ya están disponibles ahora soluciones prácticas para el desafío de un desarrollo con bajo aumento de emisiones.

En ese sentido, mencionó que el desafío es hacer viables esas soluciones a través de financiamiento público y privado, área en que los organismos multilaterales pueden contribuir al ofrecer asistencia técnica y financiera.

Los titulares de las instituciones también refrendaron su compromiso para lograr que los países en desarrollo logren adaptarse al problema del calentamiento global, así como para ayudarles a contar con tecnologías amigables con el medio ambiente.

Por último, los organismos hicieron un llamado para que se alcance un acuerdo ambicioso, comprensivo e igualitario durante la reunión de la Conferencia de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, a desarrollarse la próxima semana en Copenhague, Dinamarca.

China y otros países en desarrollo rechazaron los objetivos básicos de un acuerdo climático, como reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2050, a cinco días del inicio de las charlas de Copenhague, señalaron el miércoles diplomáticos.

China, el mayor emisor del mundo, junto a India, Brasil y Sudáfrica, demandaron más acciones de parte de las naciones ricas y fijaron límites a lo que aceptarán. Su dura posición podría moderarse si los países en desarrollo prometen recortes a contaminación de carbono.