Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘empresas sustentables’

Las pequeñas y medianas empresas (PYME) de Europa del sector del medio ambiente están poniendo su granito de arena para desarrollar tecnologías de energía sostenible, según pudo comprobar CORDIS Noticias en una sesión dedicada a investigaciones realizadas por PYME que se celebró el 11 de febrero con motivo de la Semana de la Energía Sostenible de la UE.

La sesión dio comienzo con la intervención de Bernd Reichert, Jefe de la Unidad de Investigación y PYME de la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea, quien informó que en su unidad han observado un aumento de la cantidad de proyectos que se emprenden en el campo de la energía.

Uno de los proyectos tratados durante la sesión fue PROBIO («Producción de biogás y fertilizantes a partir de madera y paja»), financiado por el Sexto Programa Marco (6PM). La iniciativa de este proyecto surgió de la idea que tuvieron en una PYME de fabricar un dispositivo capaz de convertir sustancias como la paja y la madera en biogás y bolas de abono.
Gracias al proyecto PROBIO se creó un prototipo funcional que dicha PYME ya está usando y perfeccionando. También se están preparando patentes que protegerán algunas de las innovaciones generadas por este proyecto. Pese a que el proyecto PROBIO concluyó hace más de dos años, sus antiguos socios siguen en comunicación y colaborando en otras iniciativas.

Otro proyecto del 6PM destacado durante este encuentro fue NODESZELOSS («Nuevo dispositivo para estudiar el comportamiento de las suspensiones de pulpa para progresar hacia pérdidas energéticas nulas en la producción de papel»). Según explicó Leon Joore, de Millvision, socio del proyecto, la energía es uno de los costes más elevados en la factura de las fábricas papeleras.

«En la fabricación de papel hay que bombear la pulpa a través de conductos», indicó, y aclaró que en cada fábrica funcionan cientos de bombas. El papel tiene fibras que tienden a apelotonarse, lo cual ralentiza el caudal que pasa por los conductos. La viscosidad de la pulpa varía de un tipo de papel a otro, al igual que la cantidad de energía necesaria para bombear la pulpa por todo el sistema, pero antes de la creación del proyecto NODESZELOSS no había dispositivo alguno que permitiera medir la viscosidad con precisión.

Los socios de este proyecto crearon un dispositivo que permite conocer de qué forma fluye la pulpa de papel y cómo afecta a este flujo la adición de distintas sustancias a la pulpa. Este conocimiento ayudará a la industria papelera a perfeccionar el diseño de sus conductos y bombas para así reducir drásticamente el consumo de energía. Entretanto, los socios del proyecto siguen afinando el dispositivo con vistas a su comercialización.

El objetivo del proyecto DeSol («Tecnología de bajo coste y bajo consumo energético para desalinizar agua y potabilizarla»), que finalizó el año pasado, era crear un sistema de desalinización que consumiera poca energía.

La característica más innovadora de este prototipo estriba en que se basa en la diferencia de altura entre las columnas de agua del dispositivo, lo cual genera el vacío necesario para reducir el punto de ebullición del agua en el interior del aparato (el punto de ebullición del agua baja considerablemente a medida que disminuye la presión). La reducida cantidad de energía que consume el sistema proviene de un panel solar. Actualmente los socios buscan financiación para seguir perfeccionando el dispositivo y sacarlo al mercado.

Poniendo punto final a esta sesión, el moderador, Jos Beurskens de ECN Wind Energy (Países Bajos), comentó que las ponencias habían reafirmado su percepción de que «las PYME son un potente motor de la innovación».

Para obtener más información, consulte:

Semana de la Energía Sostenible de la UE:
http://www.eusew.eu/

NODESZELOSS:
http://www.ucm.es/nodeszeloss

Anuncios

Read Full Post »

 En medio del boom de empleos verdes, trabajadores mexicanos están “robando” a los estadunidenses los nuevos puestos de trabajo que se están creando. De acuerdo con el informe Calidad del Trabajo en la Economía Verde, el país tiene el potencial de ganar terreno en esta materia.

El informe presentado el pasado viernes en Estados Unidos por la fundación Good Jobs First, lamentó que en el proceso de expansión de las industrias sustentables, algunas empresas de aquel país estén aprovechando la ventaja de costos que ofrece México, para migrar sus plantas al territorio azteca.

Según detalla, el gobierno estadunidense quiere impulsar la economía verde, fundamentado en el argumento de que estas industrias tienen la ventaja de que no pueden mudar sus operaciones con tanta facilidad hacia el extranjero, lo que implica generación de empleos directamente para su población.

No obstante, el informe precisa que si bien esto no sucede en el sector de los servicios sustentables, tales como la construcción de edificios amigables con el medio ambiente, instalación de paneles solares, generación y distribución de energías renovables, entre otras. No es el mismo caso para los empleos verdes en el sector de la manufactura.

Por ejemplo, las empresas dedicadas a generar energías renovables, han migrado la fabricación de los componentes que utilizan, hacia México, Malasia, Indonesia y China.

“La empresa TPI Composites, con sede en Scottsdale, Arizona, tiene plantas de manufactura de sus componentes para generar energía eólica en México y China.

Las operaciones en territorio mexicano mantienen una producción conjunta con Mitsubishi Power Systems, mientras que la planta china trabaja de la mano de GE Energy.”

De la misma forma, ilustra el caso de United Solar Ovonic, cuyo centro de operaciones se ubica en Rochester Hills en Michigan. Este fabricante de paneles solares tiene una fábrica en México, en donde se manufacturan las láminas para las celdas, las cuales son enviadas de regreso a Michigan sólo para ser ensambladas.

Esta práctica, explican los autores, se da toda vez que las leyes estadunidenses no exigen que la energía sea de una fuente local, o que los productos sean del país.

Incluso, estas empresas que han migrado plantas a territorio mexicano, y en algunos casos al asiático, pueden ser merecedoras de subsidios gubernamentales y beneficios impositivos, por su carácter de empresas sustentables.

Una de las principales razones del porqué los empleos verdes de las empresas estadunidenses se están generando en México y en países de Asia, es por los sueldos y costos competitivos que ofrecen estos territorios.

De esta forma, los autores del informe lamentan que la discusión sobre el potencial de este tipo de plazas de trabajo, se limite a la perspectiva de sustentabilidad.

Según afirman, también debe ser analizada la calidad de estas labores. En especial, ante la luz de que el nuevo programa de rescate financiero del Presidente Barack Obama, tiene una fuerte inclinación a utilizar acciones amigables con el ambiente, para impulsar la economía estadunidense.

“Los sueldos bajos no son poco comunes en este tipo de empleos, uno de los sueldos más bajos que encontramos en las empresas estadunidenses es de 8.25 dólares por hora, en una planta de reciclaje. Sin embargo, en algunas de las plantas en donde se manufacturan los componentes hallamos sueldos de once dólares la hora.”

Y es que según un análisis que extendieron a lo largo de las empresas que se dedican a actividades sustentables en Estados Unidos, los salarios para los trabajadores se ubican por debajo de la media del sueldo promedio. “En algunos casos, apenas alcanzan para mantener a una familia con un hijo.”

Ante este panorama, el informe deja ver ambas caras del desarrollo de las industrias verdes. Por un lado, la posibilidad que tiene México y otras economías emergentes, de aprovechar la expansión de este negocio en beneficio de sus trabajadores.

Por otro lado, la necesidad de que los subsidios y beneficios fiscales no sólo estén ligados al desarrollo de empresas verdes, sino también que se exija que las plazas laborales sean de calidad y que brinden bienestar a las personas que gocen de contar con un empleo verde.

“Los empleos verdes no son automáticamente buenos, tenemos que convertirlos en algo bueno para la economía de las familias y del país.”

Read Full Post »

 Como una nueva opción ante la creciente necesidad de contar con plásticos biodegradables que sustituyan a los convencionales, investigadores del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR) desarrollan un bioplástico a base de bacterias marinas.

“Actualmente, los bioplásticos están desarrollados con base en maíz, canola o soya. La industria más fuerte es la basada en Ralstonia eutropha, una bacteria de origen agrícola. Nosotros nos basamos en un nuevo organismo de origen marino, lo que además nos da la independencia intelectual en el proceso”, explicó desde La Paz Alejandro López Cortés, titular del estudio.

Para este trabajo los investigadores analizaron la microbiota de las costas de Baja California Sur, principalmente en una zona donde existe una planta que arroja al mar restos de cadáveres de productos marinos, modificando las características químicas del mismo mar.

“Debido al aumento de nutrientes en el mar (principalmente carbono y nitrógeno) en esta región ha aumentado la presencia de bacterias tipo Baacillus y Paracoccus, las cuales encontramos, mediante un estudio de bioprospección, que pueden tener propiedades semejantes al poliéster”, explicó el investigador.

Las bacterias se aíslan del ambiente con tapetes microbianos laminados y son llevadas al laboratorio, donde se cultivan en ambientes similares al marino.

Dichos biopolímeros bacterianos (moléculas de gran tamaño de estructura semejante al plástico derivado del petróleo), comparten las propiedades de tensión, flexibilidad, temperatura de fusión y cristalinidad que presentan plásticos de origen petroquímico.

Los especialistas pueden hacer crecer estas bacterias a gran escala para la producción de empaques, colchones, volantes, hilo de sutura, cápsulas, recubrimientos y diversos empaques.

“Ahora estamos en la fase experimental del proceso y hemos producido decenas de gramos del producto, pero escalando el proyecto será posible crear bolsas o cubiertas que puedan sustituir algunos de los plásticos de la actualidad”, añadió López Cortés.

Hecho en México

Este proceso es 100 por ciento hecho en México, por lo que de llevarse pronto a la industria, se tendrían las ventajas de propiedad intelectual y de explotación.

“Actualmente para la comercialización de bioplásticos es necesario pagar el uso de las patentes que están en otros países y todos se basan en el uso de Ralstonia eutropha. Aquí todo el trabajo es nuestro y por ende los costos se reducirían mucho”, explicó el investigador.

Por el momento, el estudio ya fue publicado en la revista Microbial Ecology y diversas empresas, nacionales y extranjeras se han mostrado interesadas en participar en el escalamiento de esta tecnología.

“Estamos construyendo las alianzas estratégicas, por el momento Grupo Bimbo y Grupo Fragamex (que hace envases) y el Centro de Investigaciones en Química Aplicada (CIQA, centro público Conacyt con sede en Querétaro) participarán con nosotros en este proyecto para ya crear las bolsas, empaques y demás”.

Desde hace cinco años, López Cortés trabaja en este proyecto financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el CIBNOR.

“Lo que nos falta ahora es conseguir los recursos financieros para producir en grandes volúmenes y construir y obtener la patente del producto que, temporalmente, ha sido denominado “BIO-PHA”, concluyó el investigador.

Reutilización de la basura

Del total de la basura que se desecha en el planeta, el 30 por ciento corresponde a plásticos de origen petroquímico que tardan muchos años en reincorporarse a la naturaleza.

Las bolsas de nylon, por ejemplo, se demoran entre 10 y 20 años biodegradarse; los pañales desechables hasta 500 años y a las botellas de plástico les toma millones de años reincorporarse.

Por ello, diversas empresas han comenzado a cambiar del uso exclusivo de productos petroquímicos a la utilización de los biológicos.

“Lo que nosotros estamos haciendo es a partir de una condición adversa obtener productos. Buscamos disminuir la contaminación en la costa bajacaliforniana y reaprovechar los recursos existentes”, afirma el doctor Alejandro López Cortés, investigador del CIBNOR.

Trabajar con biopolímeros

Este es el proceso que siguen en CIBNOR para convertir una bacteria que daña el ecosistema marino en un plástico biodegradable:

– Las fábricas pesqueras desechan al mar productos orgánicos como carbono y nitrógeno, de los cuales se alimentan bacterias como Baacillus y Paracoccus, generando tapetes microbianos que, de continuar aumentando, favorecen la hipoxia (deficiencia de oxígeno en el agua).

– Las bacterias son extraídas y llevadas al laboratorio, donde son cultivadas en ambientes similares al marino.

– Tras procesar con métodos químicos a los cultivos bacterianos, los especialistas extraen de ellos el polímero, ya sea en polvo o en lámina.

– El producto es un material flexible, con tensión y temperatura de fusión útil para convertirse en vasos y empaques plásticos amigables con el ambiente.

Read Full Post »

De caminar la agenda verde del presidente estadunidense Barack Obama, México podría convertirse en un proveedor de insumos para la industria de aquel país en tres o cinco años, señalaron los abogados Federico Ruanova y Raúl Félix-Saúl.

Félix-Saúl señaló que ése es un periodo razonable, porque los incentivos están ya, la demanda se generará en uno o dos años, y económicamente los estadunidenses suelen adaptarse muy rápido a los cambios.

Ruanova añadió que el sector privado en la frontera norte tiende a ser muy dinámico en cambiar su filosofía.

Informó que el gobierno de Baja California tiene contactos con California y Arizona para vender la capacidad y mano de obra mexicana en proyectos verdes, de hecho, dijo, en Tijuana ya hay una planta de Kyocera Solar.

Los expertos del área de Práctica de Medio Ambiente y Cambio Climático de Baker & McKenzie indicaron que la intención de Obama es crear en 4 años 5 millones de empleos, con una industria tan importante como lo ha sido la automotriz, y que ahora sería la del uso sustentable de los recursos naturales. Uno de los objetivos en 5 años es que 40 por ciento de sus edificios sean más eficientes en el uso de energía.

Además de empresas estadunidenses, también podrían llegar, principalmente a la frontera norte, compañías de Japón y China.

Read Full Post »

 Cemex se encuentra analizando la viabilidad de la construcción de otro parque eólico en Baja California, reveló Esteban Morrás, consejero presidente de Acciona Energía, empresa que trabaja muy de cerca con la cementera en el desarrollo de tecnología sustentable.

Aunque el ejecutivo no quiso dar detalles al respecto y se limitó sólo a informar que las pláticas para realizarlo se encuentran avanzadas, fuentes de la empresa que pidieron no ser citadas dijeron que se está tomando en cuenta la zona conocida como La Rumorosa, ubicada cerca de la costa del Pacífico.

El problema, explicó, es que la zona de Baja California carece de la infraestructura suficiente por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de tal suerte que se requeriría del apoyo del organismo para lograrlo.

La meta sería que Cemex pudiera apoyarse en México para conseguir la cuota de bonos de carbono que exige la Unión Europea a sus operaciones en aquel país y que están estrechamente ligados a la línea de sustentabilidad sobre la que opera la cementera mexicana.

Acciona es una empresa que ha instalado 208 parques eólicos en el mundo que generan anualmente alrededor de seis mil megawatts, además que es fabricante en España de los aerogeneradores.

El pasado jueves 22 de enero la empresa llevó a cabo la inauguración de la primera etapa del parque en Juchitán, Oaxaca, que para finales de este año, en su segunda etapa, sustituirá 30 por ciento del consumo tradicional de energía eléctrica de las plantas de Cemex.

El proyecto implicó una inversión de 550 millones de dólares.

Eurus, como se llama el proyecto que forma parte de la estrategia de sustentabilidad ambiental para la cementera mexicana, tiene una capacidad de generar 250 mega watts, que representará la tercera parte del consumo energético anual de Cemex en México.

Ubicado en la región de La Venta, en el municipio de Juchitán de Zaragoza, el parque eólico requirió una inversión adicional de 60 millones de dólares para la construcción de infraestructura de interconexión con la red de la Comisión Federal de Energía (CFE).

El Parque Eurus será el más grande de toda América Latina, con una capacidad total de 250 mega-watts, que es una cantidad suficiente para alimentar de electricidad a una ciudad de medio millón de habitantes.

Morrás aseguró que este año la empresa realizará una inversión global de mil 400 millones de euros, 300 millones menos que en 2008, y además advirtió que como consecuencia de la crisis económica por la que atraviesa el mundo, se disminuirá la velocidad con las que serán hechas.

El empresario español contempló obtener un retorno de inversión de los 550 millones de dólares que invirtió en México en diez años y adelantó que actualmente se encuentran construyendo una planta en Chile que requirió una inversión de 100 millones de dólares.

Acciona desarrolla proyectos eólicos diversos países.

Read Full Post »

 JUCHITÁN DE ZARAGOZA.- Cemex e Iberdrola arrancaron ayer la primera etapa de dos proyectos eólicos (Eurus y Ventosa) con una capacidad de generación de electricidad de 330 megawatts.

El primero permitirá a la empresa cementera emitir 600 mil toneladas de bonos de carbono.

Luis Farías, vicepresidente de energía de Cemex, dijo que los bonos se emiten bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio dentro del Protocolo de Kyoto y que la compañía podría obtener unos 6 millones de euros al año.

Eurus hará que Cemex ahorre entre 10 y 15 por ciento del costo del fluido eléctrico.

Ya sumando el derecho de emisión de bonos, el ahorro para Cemex respecto al costo de comprar la energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sería de entre 25 y 30 por ciento, refirió.

El Parque Eólico Eurus, desarrollado por la española Acciona Energía y Cemex, con una inversión de 550 millones de dólares, tendrá una capacidad de generación de 250 megawatts, la cual será consumida en su mayoría por la firma cementera en el País.

Mientras que el proyecto de Iberdrola, denominado “La Ventosa”, contará con capacidad instalada de 80 megawatts y contempla una inversión de 170 millones de dólares.

En Eurus se han invertido 200 millones de dólares y otros 60 millones adicionales para el desarrollo de infraestructura de transmisión, transformación, y distribución a la CFE, de los cuales Cemex colaboró con 75 por ciento e Iberdrola con el resto.

“La posibilidad de completar todas estas acciones para iniciar la primera fase de operación del Parque Eurus en tan poco tiempo, significa que México cuenta con todas las seguridades y condiciones para ‘aterrizar’ rápidamente grandes proyectos”, declaró Lorenzo Zambrano, presidente y director general de Cemex.

En la licitación del proyecto el desarrollador tenía como condición reinstalar una línea de 147 kilómetros de cableado, (de los cuales faltan 37), además de modernizar dos subestaciones y construir una nueva, para conectar la electricidad generada con la red de la CFE.

La energía que generará Eurus sería suficiente para abastecer a una población de medio millón de habitantes, como Xalapa.

Zambrano señaló que Cemex está comprometido con la aplicación de procesos cada vez más eficientes para ahorrar energía, reducir emisiones de bióxido de carbono y contribuir con un ambiente limpio.

Esteban Morrás, consejero de Acciona, agregó que el parque de Eurus es el mayor instalado por la compañía en el mundo y supone un impulso destacado al desarrollo de la energía eólica en México.

“Este país tiene un gran potencial de viento que puede y debe aprovechar en la necesaria transición hacia un modelo energético más sostenible, creando con ello riqueza y empleo”, declaró.

Vientos a favor

Eurus será uno de los mayores parques eólicos del mundo y el mayor de América Latina. Generará una derrama económica anual de más de 20 millones de pesos en la región.

167 aerogeneradores tendrá el proyecto.

1.5 megawatts generarán cada uno.

25 aerogeneradores se han instalado a la fecha.

850 empleos ha generado en la zona durante su construcción.

Exploran opción en Baja California

OAXACA.- La empresa Acciona Energía, junto con Cemex, se encuentran explorando oportunidades en Baja California para ver la posibilidad de hacer otro proyecto eólico conjunto, dijo Esteban Morrás, director general de la firma española.

Por otra parte, señaló que la compañía reducirá este año sus inversiones a mil 300 millones de euros debido a la crisis económica mundial, frente a los 2 mil 700 millones destinados en 2008.

Destacó que actualmente la empresa tiene proyectado un parque eólico de 100 megawatts en Chile, el cual requiere una inversión de 200 millones de dólares; esperan iniciar su construcción en mayo próximo, y comenzar a generar en diciembre de este año.

Read Full Post »